Constancia

Algo que me ha dado excelentes resultados en mi corta vida es ser constante. Desde pequeño escuchaba repetir hasta el cansancio a mi mamá estas palabras: “hijo en la vida hay que ser constante con las cosas” y aunque para la época no realizaba las razones detrás de esas poderosas palabras, hoy puedo confirmar que mamá una más vez tenía razón. Ser constante, es que me vienen tantas cosas a la mente cuando escribo al respecto, por ejemplo mi hermano el Cabezón luego de su regreso de su pasantía de un año en el extranjero, repetía y peleaba conmigo por eso de ser constante, de mantenerse fiel a lo que dices y haces, de continuar luchando, preparándote poco a poco, haciendo algo todos los días por eso que tanto deseas alcanzar, por esas cosas pequeñas o grandes que te hacen levantar de la cama y sonreír, eso que te mueve y te apasiona.

Hoy es un día especial en el que hay que celebrar la constancia, que
desde mi punto de vista, siempre resulta en un logró, hitos que marcan un
inicio o un final, el 09 de Enero de 2013 representará para mi Chami y por
supuesto para mí (su compañero de vida) la continuación de lo que desde 2008 ha
sido su lucha, un esfuerzo sostenido, permanente, infinitas decisiones cruciales,
cambios trascendentales, desafíos y retos. Es hoy que con orgullo, mi Chami ha
liberado para el disfrute de todos nosotros su nuevo sitio web http://www.luisagonzalezp.com, donde resume con mucha clase, estilo y la gracia que la caracteriza, la  forma en la que a través de su lente, sus ojos ven el mundo para plasmarlo en  hermosísimas imágenes, que más que simples fotos, son historias contadas con la  dulzura, la calidad y la precisión que identifica a esta fotógrafa comercial, oftalmóloga, esposa y mujer, quien con su trabajo fotográfico deja en trazos esos momentos especiales, dignos de ser recordados.

Luisa González P web site

Luisa González P web site

Por supuesto que mi opinión tiene un sesgo, pero estoy seguro que luego de visitar su sitio web, seguramente compartirán la opinión de este servidor.

Gracias a todos los que repiten las frases de mi madre, porque gracias a ellos, tenemos en el mundo, los inventos e iniciativas más increíbles.

Muchas gracias por acompañarnos en esta aventura.

Anuncios

De regreso

Hoy finalmente he decidido reconciliarme con mi blog, el pobre lo he dejado en el abandono, tan es así que desde Mayo no pasaba por aquí ni de visita. No hay excusas simplemente evolución, esto de escribir tiene sus momentos de reflexión profunda como dicen por allí y por supuesto que a mí también me debía llegar ese etapa donde lo que estás haciendo lo vez transformado, se ha desviado de la idea original esa que te impulsó en un principio a entrar con fuerza en el mundo de los blogueros y que viéndola bien en perspectiva, ha ido creciendo contigo y con tus pensamientos pero que ya no te atrapa tanto, no te apasiona de la misma manera, entonces fue allí cuando me tomé una pausa sin saberlo y despues de un tanto paré de escribir.

El regreso se llama mi publicación y el porqué es simple ya que después de varias vueltas y rebuscadas razones he dado con el punto, con la manera precisa para hablar de las mejores personas del mundo, esas que te hacen sentir  local, del sitio pues, esos que con su alegría sonríen y llenan salones de fiestas y casas convertidas en bulliciosas conversaciones multi temáticas, apasionados seres irremplazables, llenos de astucia y sabor, de carisma y sangre caliente, gente Caribe y preciosa que comenta a viva voz lo que piensa sin mucha reflexión, pero con certeza abrumadora, los del sentido del humor picante y de doble o triple sentido, los de la ironía que alaga y que hiere, los del corazón palpitante, los que vibramos con cada gol de la vinotinto y en cada juego de beisbol de la liga Venezolana, los que callamos, los que sentimos más fuerte que nadie, los bravos, los vivos como algunos suelen decirnos, sí, nosotros, los venezolanos, los querendones, los de los buenos días y las buenas maneras, los de los buenos modales y la vergüenza ajena, los de la opinión fuerte y la crítica, los tolerantes pero trabajadores incansables, esos que nos hemos ido acostumbrando a que nuestro país puede ser otro diferente a nuestro amado terruño, los de la mirada que observa y el abrazo que cuida y acaricia, esos, seres que merecen mi respeto y mi adoración porque su calidad humana supera cualquier defecto posible, probable, eso que soy, eso que eres, eso somos nosotros los Venezolanos.

Que estas líneas sirvan para recordarme siempre lo que soy, y de donde vengo, que se queden en mi memoria y que si las olvido porque algunos como yo en ocasiones no seamos capaces de reconocernos y respetarnos diciéndonos, pero chico que hermosos somos los venezolanos, espero que este espacio sirva para nunca perderme, para siempre seguir aquí, orgulloso de mis colores, de mi terruño, de mis coterráneos y del privilegio que representa para mí, llevar mi bandera y hondearla orgulloso mediante cada acción y cada paso que doy en el extranjero.

Después de tres años viviendo fuera de mi país, me siento como decimos nosotros “más venezolano que la arepa”.

Gracias a mis amigos venezolanos, de aquí y de allá, donde quiera que estén llevando nuestros colores y nuestras hermosas formas, gracias por acompañarme en este alegre regreso.

Hasta prontico en una próxima publicación.

El poder de un agradecimiento

Desde que estaba pequeñito, mi mamá me repetía continuamente y sin cesar la siguiente frase célebre, cito: ” hijo mío hágame el favor y dele las gracias a ese señor, sea agradecido por el amor de dios”, frase que para algunos sonará muy familiar y que en el caso de este servidor, ha servido de fundamento para abrir muchas de las puertas con las que me he topado en el camino de la vida. Recuerdo que respondía entre dientes, sin ninguna compasión y en repetidas ocasiones a esta sugerencia maternal hecha orden, cito mis palabras textualmente: ” mamá que fastidio, yo no conozco a ese señor…”.

Años más tarde, dar las gracias luego de recibir algún servicio, favor o cumplido, se ha hecho parte de mi forma de ser, sonreír y ser amable con los demás aunque no los conozcas, aunque te sean ajenos, aunque sea la única vez en la vida que piensas encontrarás a esa persona, ha sido fundamentalmente la vía expedita que he encontrado para recibir una respuesta favorable (en la mayoría de las ocasiones) a mis peticiones, por más ilógicas e irracionales que hayan sido mis solicitudes, decir “muchas gracias”, ” le agradezco mucho lo que está haciendo por mí” simplemente han sido las llaves más económicas y poderosas que ser humano alguno haya podido utilizar para abrir las puertas más robustas, la persona más obstinada, los brazos cruzados mejor cerrados, en fin, cualquier actitud al principio inaccesible, podrá ser desarmada y puesta a nuestro favor con tan sólo un gesto de las poderosas palabras que acompañan un agradecimiento sincero.

En mi país (Venezuela), dar las gracias forma parte de la cultura, lo que llamamos “estar bien educado”, por lo que damos las gracias por todo lo que nos sucede y a todo el que se nos cruza por delante, no importa si nos abren la puerta del ascensor,  nos dan una información en la calle, o te seden el puesto en el metro, como un reflejo inmediato damos las gracias, “un millón de gracias” y todos los tipos de agradecimientos posibles, como un toque único y exagerado de lo que somos como personas, de lo que nos caracteriza como pueblo, de lo que nos hace especiales y orgullosamente diferentes.

En Canadá, cada segundo lunes de Octubre se celebra desde 1957 el día de acción de gracias, originalmente una fiesta religiosa convertida hoy en una celebración familiar donde los seres más cercanos se reúnen para dar gracias y bendecir lo que han recibido durante este último año.

Nosotros los Chus lo celebramos visitando “Trois Rivieres” la ciudad productora del papel, viendo árboles de mil colores y dando gracias a la naturaleza por brindarnos tan majestuoso espectáculo.

Hoy quiero agradecerles a ustedes por compartir este hermoso proyecto y darle vida, le agradezco mucho a mi mamá por haberme enseñado el poder del agradecimiento, gracias chamina por enseñarme la ventana inmensa del amor y dejarme volar contigo una vida de infinitas posibilidades, gracias ustedes amigos únicos capaces de aceptar mis maneras amando mis locuras y ustedes familia por creer en mí  y hacerme mejor siendo más humano.

Esta publicación es un agradecimiento a ustedes quienes han hecho posible al chuzzete de hoy.

Gracias un millón de gracias.

 

Una sonrisa de agradecimiento

Una sonrisa de agradecimiento para ustedes fotografia luisagp