Crónicas desde la distancia: Variaditas

Bienvenidos a Canada

canada

El año 2014 comenzó bien, apresurado, transcurrió raudo y veloz  como el viento a la orilla del mar. En Enero fuimos invitados a tomar el examen para optar a la ciudadanía canadiense. En Marzo, mientras AirCanada suspendía de manera indefinida operaciones desde y hacia Venezuela, Chami y yo nos convertíamos en ciudadanos canadienses, en una ceremonia que nos reenvió directamente al terruño, nuestra Venezuela. Una jueza bien simpática, envestida con todos los poderes otorgados por las leyes canadienses, con mucha alegría, orgullo, orden y seriedad, nos daba la bienvenida a 60 personas provenientes de 28 diferentes países, quienes optábamos por convertir nuestra intensión en un certificado con nombre de país norteamericano. “Bienvenidos al país de las oportunidades, Canadá cuenta con ustedes para seguir enriqueciendo nuestra diversidad, contamos con su aporte para ser mejores”, decía la señora mientras algunos lloraban, otros reían y nosotros pensábamos que hacer para obtener un pasaporte, ya que este cambio de estatus nos convertía de residentes permanentes (eso incluye entregar la carta de residente permanente, documento requerido para viajar) a ciudadanos del mundo. Dos nacionalidades, dos países, dos realidades, el norte y el sur en el mismo corazón, dos ciudades miles de culturas, sentimientos encontrados, cambios.

Confianza en el sistema

confianza

Luego de obtener el certificado de ciudadanía canadiense, hay que esperar dos días para aparecer en el sistema. Ese jueves, ambos fuimos confiados que el sistema cumpliría con su palabra, a la oficina encargada de la emisión de pasaportes. En la entrada, poco o casi nada de cola para presentar los documentos exigidos para el trámite del documento de identidad, tal y como lo indican en el sitio web de identificación Canadá. La señorita nos atendió muy amablemente y extrañamente no utilizó ni una sola vez la frase “Mi amor”, muy popular en el vocabulario de los funcionarios públicos que rigen los destinos en la Venezuela de estos tiempos. Nos pidieron tomar asiento, todo estaba en silencio, nada de ruidos, celulares sonando, niños brincando, gente riendo a carcajadas, nada de nada. 20 minutos después, nuestro número fue reclamado en una de las taquillas y la chica nos vuelve a sorprender esta vez pidiéndonos la fecha del próximo viaje, en nuestro caso era 4 días hábiles más tarde. Aunque es posible habilitar el trámite del pasaporte, para obtenerlo más rápido, la chica nos dice con la tranquilidad del que conoce lo que hace, “no es necesario que pague para obtener su pasaporte por la vía expresa ya que un día antes de su viaje, su documento estará listo”. Total incredulidad y asombro fue el reflejo inmediato de ambos. Para colmo, cuando preguntamos si tendríamos que venir ambos, personalmente a buscar el documento, la muchacha categóricamente amable dice nuevamente: “no hace falta, en este papel que le estoy dando “recibo tipo esos que emiten los cajeros automáticos”, allí firma autorizando a la persona que vendrá a reclamar el pasaporte y listo”….. Así quedamos, llenos de asombro y mayor fue nuestra sorpresa al confirmar que un día antes de nuestro viaje, tal y como ofrecido, el documento había sido emitido sin problema. Que maravilloso es confiar en el sistema.

La Caja de la felicidad

Tener familia y amigos es lo máximo, y viviendo a muchos kilómetros, debido a la distancia que separa Canadá de México, Estados Unidos y Venezuela, convierten el mantenerse en contacto todo un reto. Se requiere mucha astucia, paciencia, estrategia y buena planificación para que tus seres queridos reciban una muestra, un regalo, un detalle vía el servicio de correos, que represente el amor y lo mucho que los quieres y extrañas. Aquí les va un ejemplo que ilustra que el amor no tiene fronteras ni límites:

Mi mamá estuvo en Venezuela durante el mes de Noviembre del 2014, dos semanas primero en la capital (Caracas), luego una semana y unos días en la isla de Margarita y después unos días de vuelta en la capital antes de partir a México. Durante el trayecto recolectó:

  • Zarcillos hechos a mano por artesanos de las playas de la isla de margarita para Chami
  • Mandó a hacer con un artesano local de la isla, una virgen pintada en una sola madera a dos piezas, una para mi hermano que vive en México y la otra para mí que vivo en Montreal.
  • En Caracas buscó referencias y compró 4 películas que le recomendaron y que según nuestros gustos podrían gustarnos.
  • Pasó de visita por la casa de mi suegro (el papá de Luisa) y trajo de allá la película “Libertador” enviada por mi cuñada Cristina.
  • Desde Puerto Ordaz, Estado Bolívar mi tía Lissette le hizo llegar una foto gran formato de mi abuela Apolonia cantado y una cesta hecha por los indios para nuestra cocina.
  • Compró cholocates Carré, dos latas de Pirulin, Samba y Cocossette.
  • Siendo Magallanera consiguió y compró el libro que le encargó Chami titulado “Mari Montes Crónicas fanáticas Leones”.
  • El libro Objetos no declarados de Héctor Torres, una pieza literaria imprescindible en estos tiempos de caos caraqueño.
  • Una gorra dry-fit de los gloriosos Leones del Caracas.

En Diciembre, viajó a ciudad de México y desde allá recolectó los regalos que mi hermano, mi cuñada y mi sobrina enviarían junto con los anteriormente mencionados:

  • Una franela dry-fit para hacer ejercicios
  • Dos bufandas finísimas para hacerle frente al frio
  • Una cartica hermosa escrita por la hermosa enana Ana Sofía.

El amor envuelto en papel de regalo, repleto de etiquetas, sellos, tiempo y dedicación es simplemente la que yo llamo la caja de la felicidad.

Inspiración

Hasta la próxima publicación

Jesús

Anuncios

Crónicas desde la distancia – La realidad, ¿existe ?

me-duele-la-realidadMi realidad

Ciudad: Montreal, Quebec, Canadá

Fecha y Hora: Domingo 02 de Marzo de 2014, 3 pm.

Estación: Invierno, Temperatura exterior -10 grados centígrados

Nivel de ruido exterior (en decibeles): 0 db

Inseguridad personal: Casi nula, prácticamente inexistente

Manifestaciones en las calles: Un festival llamado Montreal en Lumière, mantiene a la gente ocupada en las calles que conforman el complejo de la plaza de las artes, hasta el final del día de hoy. Conciertos musicales, juegos, toboganes de hielo, DJ y VJ exponen su mejor cara durante quince días con el proposito de divertir a los ciudades.

Libertad de expresión: todo el mundo dice y hace lo que quiere, cuando quiere

Abastecimiento: Como todos los fines de semana desde hace ya 5 años, fuimos al auto mercado ubicado cerca del apartamento, hicimos nuestras compras, encontramos todos los productos que nos gusta comer, el problema fue decidir que marca y tipo de producto comprar dada la variedad disponible.

Nivel de lucha social requerido para alcanzar lo que quiero en la vida: 0 (cero)

Requisitos para comprar dólares u otra moneda extranjera: poseer dólares canadienses y tener ganas de ir al banco

Concentrado en: lo que dicen sobre Venezuela en el Twitter, y en las redes sociales.

La realidad de mi Papa

Ciudad: El Valle, Caracas, Venezuela

Fecha y Hora: Domingo 02 de Marzo de 2014, 3.30 pm.

Estación: No hay estaciones en Venezuela dado que es un país del trópico, temperatura exterior 24 grados centígrados

Nivel de ruido exterior (en decibeles): intermedio, elevado db

Inseguridad personal: El azar es simplemente la medida. Encerrado en su apartamento, pareciera una fuerza divina la que lo cuida y mantiene lejos de las estadísticas oficiales.

Manifestaciones en las calles: Marcha estudiantil desde varios puntos de la ciudad hasta la Plaza Brión en Chacaíto, Caracas.

Libertad de expresión: Limitada según las circunstancias, las personas que estén a tu alrededor, el color de tu partido político.

Abastecimiento: Un rollo de papel higiénico que le consiguió un vecino y que le dio por caridad, no se consigue leche en polvo y el aceite comenzaron a venderlo por cucharadas en lugar de por litro. El problema, encontrar el supermercado donde se consigan los productos de la cesta básica. Adicionalmente, hay que conformarse con la única marca disponible y la cantidad limitada que podrás adquirir, según lo que decida el propietario del local.

Nivel de lucha social requerido para alcanzar lo que quiero en la vida: 2000 veces el esfuerzo requerido por un canadiense.

Requisitos para comprar dólares u otra moneda extranjera: Está prohibido adquirir dólares libremente así tengas el dinero, debes participar en una subasta de dólares, luego de suministrar un montón de requisitos, en algo llamado Sicad II y quizás con suerte, alguna palanca (amigo), te asignen algunas divisas.

Concentrado en: lo que transmiten en la televisión, porque después de la fractura de cadera que sufrió en 2011, quedó limitado y no puede caminar ni estar mucho tiempo de pie, así que su ventana para ver el mundo es un televisor que mide 19 pulgadas, y cuya programación está regulada por el gobierno, para que él y otros en similares condiciones sientan, que el país está en santa paz, disfrutando de los carnavales chéveres.

En conclusión, creo que podría darle la razón a aquel brillante profesor de postgrado, que en nuestra primera clase de negociación nos dividió preguntando: la realidad, ¿existe?

Hasta la próxima crónica.