¿Donde esta el amor?


Confundidos entre el ardor causado por las bombas lacrimógenas en los ojos, los rumores y la desinformación en los medios audiovisuales, avanzamos vacilando entre radicalismo y asombro, en medio de un sin sentido sórdido, descomunal. Es una especie de fiesta loca que siempre termina en pelea, en desacuerdo, donde el bochinche es el principe y el abuso el rey. Las calles, los árboles y las casas y edificios, nos observan impresionados y tristes, al vernos tan perdidos y sin rumbo preciso, pero sobre todo actuando con tanto desapego, como si la razón de vida de cada quien es lo más importante. Todo es efímero, los sucesos son tantos y llegan tan rápido uno tras otro, que parecen records facilísimos de batir cuando una nueva tragedia, cadena o episodio nacional aparece dando gritos en el horizonte.

Entonces decidimos dejar de un lado el honor, el respeto, la bondad y la solidaridad para darle paso a la barbarie que con torpeza entendemos y que con muy mala comprensión apoyamos, porque por supuesto ” Mi idea es la que vale, yo como venezolano yo soy el más recio, el mas llanero, el más cerrero, el que se las sabe todas más una y sino se las inventa”.

Desde hace un buen tiempo, cantamos el himno nacional para expresar y darle sentido a la lucha por los ideales, no porque ganamos una competencia y nos sentimos orgullosos de ser mejores y de haber logrado la superación siendo mejores. Destrozamos de todas las formas posibles nuestro país de origen. Comentamos la terrible situación que se vive, la inseguridad campante, la escasez, el desempleo y lo violenta que se ha puesto la gente, es decir, nosotros mismos si a ver vamos.

Pareciera que no hay norte y cuando aparece una luz de conciencia, de inmediato le sale al paso alguien que se aprovecha, que desconoce las reglas, que desconfía y siembra el odio. Y yo me pregunto: ¿Dónde esta el amor ? ¿Dónde dejamos de ser Venezolanos para convertirnos en estos peleones sin rumbo? ¿ A dónde se fue la confianza en el otro ? ¿Cuando vamos a entender que el destino del país es más grande que cualquiera de nosotros? ¿Es que acaso comprendemos que nuestros hijos y sus hijos, recogerán los frutos de “esto” que les estamos sembrando ? ¿Cuando dejaremos de ser azules, rojos, gobierno y oposición para ser Venezolanos ? ¿Cuando vamos a comenzar a amar nuestras cosas ? ¿Cuando dejaremos la pantalla y la belleza, para ser más sinceros, humildes y verdaderos ?

Quiero reconstruir mi país pero para eso tengo que comenzar por mi, dejando mis intereses personales de lado y así ser grande, por mis sobrinos, por sus hijos y por el futuro brillante de mi país de origen, Venezuela.

El amor esta en mi y en ti, seamos más que lo que somos hoy, porque no es suficiente lo que somos en este momento. Tenemos que ser mejores, crecer, madurar y aprender para engrandecer y honrar nuestro país, nuestros ancestros, quienes lucharon para darnos esta tierra que hoy tenemos y que sin descanso maltratamos.

Recuperemos el amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s