Pilares fundamentales


Gladys, gladucha, madrina, seño (abreviatura de profesora o maestra) son los nombres que ha coleccionado mi especial mamá durante la vida que hemos compartido juntos. Ella es una de esas mujeres maravillosas y únicas entre tantas mujeres increíbles, valiosas, luchadoras incansables y valientes que existen en el mundo, que hoy celebran su día, creado para recordarnos lo importantes que son.

En mi caso, los recuerdos están repletos de imágenes alegres, esfuerzo permanente, valores enseñados a fuerza de ejemplo, mi mamá siempre ha sido una luchadora inagotable, de esas personas que batallan, de las que le dan una vuelta a las cosas para encontrar lo mejor, sensata, ética por encima de todo y con enorme e inmenso corazón donde habemos muchas personas entre las que me cuento sin duda alguna.

Maestra por siempre, orgullosa representante de la camada de maestros normalistas que en una muy buena época lejana se formaron en Venezuela, de una paciencia impresionante, absolutamente positiva y de quien aprendí a ser una buena persona, con un don de gente que va más allá de lo observable y con una capacidad infinita de hacer el bien para y por los otros que la rodean.

Estudiante permanente, con una constancia admirable para alcanzar lo que desea y una tenacidad para el ahorro que podría enseñar al más letrado en materias de economía y finanzas.

Ella ha sembrado en mí el bien, el amor hacia los otros, el respeto y la dignidad, la compasión por los menos favorecidos, la alegría de vivir, la pasión hacia lo que hago, la sonrisa permanente, el oído que escucha y que comprende, el hombro que apoya y la mano que acaricia dando tranquilidad en medio de las turbulencias, el amor a la música y a las artes, y por encima de todo plantó en mí sus raíces de  familia y su valor fundamental.

Mamá ha estado presente en mis momentos trascendentales, graduación de licenciado en computación en la Universidad Central de Venezuela, boda con chami y toda su organización, mudanzas varias, despedidas y reencuentros, entre otros momentos que siempre compartiremos. Ha estado allí presente, apoyando en silencio, sin reclamar recompensa como lo hacen muchas hermosas madres que tengo el honor de conocer, que respeto y admiro profundamente porque son la razón de muchos cambios, son el pilar fundamental de la sociedad, son la base que impulsa, la mano que anima, el abrazo que alienta, la voz que arrulla y el refugio permanente de todos los hijos, de todos los que poblamos este planeta.

Hoy dedico este post a ustedes las madres, a las que ya han tenido la dicha de serlo y a las que lo están planeando, también a las que no son y alguna vez lo serán, a las que están presentes y a las que de muchas maneras siguen viviendo a través de los hijos, en su legado, en sus formas, en sus expresiones, en sus palabras.

Por cierto, si se están preguntando cómo se siente estar lejos de mamá en el día de la madre, les puedo de decir que en mi caso estoy con ella siempre, estemos donde estemos, el vinculo es demasiado grande como para que la distancia física nos haga sentir que estamos desconectados, además mi hermosa chami y yo, decidimos celebrar este hermoso día con un delicioso e insuperable Arroz chino a la Elsa, preparado con el gusto insuperable de mi chami.

Asi me despido hoy, aunque suene rallado: “felicitaciones a todas las madres en su día”.

Nos leemos en el próximo post.

Gladys viajandito por allí

Gladys viajandito por allí

Anuncios

Un pensamiento en “Pilares fundamentales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s